Seguinos en FacebookTwitter
Sábado 16 de Febrero de 2019
Decisión 2015
Larreta sucede a Macri; ganó balotaje por ajustado margen
Pese a que la segunda ronda que se disputó ayer, confirmó una distancia que no fue la que esperaba, Horacio Rodríguez Larreta confirmó, con poco más de tres puntos de diferencia, que sucederá a Mauricio Macri en la Ciudad de Buenos Aires.

Horacio Rodríguez Larreta confirmó, con poco más de tres puntos de diferencia, que sucederá a Mauricio Macrien la Ciudad de Buenos Aires, junto a Diego Santilli como vice. La segunda ronda que se disputó ayer, y se irá desmenuzando con las horas en el macrismo, marcó una distancia que no fue la que esperaba. En el PRO garantizaban 10 puntos arriba inclusive en fallidos boca de urna, pero el jefe de Gabinete superó a su rival Martín Lousteau por mucho menos. 

El voto kirchnerista se volcó en contra del candidato PRO, mientras que una merma de sufragios válidos puede que haya beneficiado al heredero de Macri, con una incógnita sobre las ausencias a los comicios y el origen de los votos anulados en menos del 1%.

La dupla que ganó el balotaje, Rodríguez Larreta-Santilli, asumirá el próximo 10 de diciembre cuando el jefe porteño deje el cargo que, por primera vez desde la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, alguien ejerce en dos períodos completos y consecutivos. Ahora Macri, que dedicó la última semana de lleno a la campaña de Capital, retomará la presidencial.

Rodríguez Larreta tendrá primera minoría en la Legislatura de la Ciudad, que será conducida por Carmen Polledo y se verá si el derrotado ayer que logró concentrar la gran mayoría del voto opositor al PRO mantiene su fuerza compacta para competir con el oficialismo porteño.

En definitiva, la tropa que alentó a Lousteau compartirá el sello Cambienos en las PASO nacionales con el macrismo, el próximo 9 de agosto. 

R. Larreta dijo anoche que "mantendremos el equipo", pero no quiere anunciar movimientos hasta que se disputen las elecciones nacionales, para cuando definirá los cambios en el gabinete que hoy coordina y donde requerirá de su propio reemplazo.

La posición del nuevo jefe porteño, para el consumo local sobrepasa lo necesario, pero en medio de la campaña nacional de Macri, quien trasladó en los festejos el resultado (ver pág.2), el PRO esperaba una marca más contundente.

Es que, el electo jefe porteño le sacó ventaja de algo más de tres puntos a su rival, pero la aritmética puede ser amarga si se considera que, sobre el 50% de los sufragios más un voto, el mínimo para vencer, no llegó a subir dos puntos. 

Es más, para esa cuenta negativa: Lousteau ganó en 9 de las 15 comunas porteñas, con peores resultados en la zona norte y mejores donde, en la elección general del pasado 5 de julio el kirchnerismo hizo sus mejores marcas, el sur (ver nota en pág.8

¿Se cumplió la profecía del voto en blanco convocado por la izquierda? Esa opción fue récord, con un 5% cuando en la elección general no llegó al 2% y los dos sellos de izquierda sumaron el 7% en la primera ronda.Lousteau a su vez denunciaba en la campaña que el PRO buscaba alentarlo porque lo favorecía. Pero, a la vez hubo un 3% menos de concurrentes a los comicios que en la primera vuelta.

Como sea, la fórmula del PRO obtuvo apenas unos 28 mil votos más que en la primera ronda, lo cual deja como evidencia que los vecinos que optaron por el kirchnerista Mariano Recalde en la primera vuelta, en su mayoría votaron ayer por Lousteau, aunque no hubo mandato para esa opción, pero sí una acuerdo de las tribus K contra el voto en blanco. En números, para inferir esa tendencia, Lousteau en elección excelente para el combo ECO, agregó 340 mil votos a los que tuvo en primera vuelta, mientras que Recalde había cosechado 400 mil cuando quedó tercero en la primera vuelta electoral. La diferencia en votos entre Rodríguez Larreta y Lousteau fue ayer cuando faltaba solamente computar una mesa, de 54.745 votos

Rodríguez Larreta asumirá entonces en distintas condiciones a las que tuvo Macri, que aventajó en el balotaje a sus rivales por diferencias mayores y que, salvo la primera vez que se presentó, precisamente con su jefe de gabinete como candidato a vice, transitó los comicios sin dificultades. Esa vez, cuando Aníbal Ibarra perdió en primera ronda y dio vuelta el resultado en segunda, fue recordada en el PRO en la noche de ayer, al comenzar a ver los resultados que daban triunfante a ECO en varias comunas. Pero, por poca diferencia, mantuvieron finalmente ganador a su candidato.

El nuevo jefe porteño también llega al cargo después de una interna que nunca se había dado en el PRO, acostumbrado más a la lapicera y menos con una Gabriela Michetti que desafió la preferencia del jefe porteño y se entregó a las PASO contra un Rodríguez Larreta bendecido por Macri, quien anoche buscó el estrado de los festejos para redoblar la apuesta a su postulación a presidente, para lo cual, le alcanzó la diferencia de su favorito.

Lunes 20 de Julio de 2015