Seguinos en FacebookTwitter
Sábado 19 de Enero de 2019
Por Nicolás Cancelare
Ramón Ramón analiza la actualidad digital de las campañas electorales
Influencia de los memes, la proyección en redes sociales y el tono virtual del candidato fueron los principales aspectos en los que se explayó el director de RRyCia.

En las campañas políticas actuales, se analiza mucho el manejo de las redes sociales y como aprovechar al máximo las diversas herramientas que otorgan para cumplir con la estrategia planteada. Sin embargo, existen dos estilos de políticos: quienes apuestan todo al social media o los que subestiman su uso.

Muy pocos son los que logran situarse en el medio. "Cada día son más necesarias. Aún recuerdo cuando hace pocos años los estrategas digitales no existían como tales o era subestimada su importancia", afirmó Ramón Ramón en dialogo con Mensaje 360. 

En esa misma línea, se sorprende "cuando cuando se sobrevalora el impacto de lo digital y se deja todo el ritmo de la campaña exclusivamente en la estrategia digital". Lo observa como un error planteo.

A lo largo de la charla, el consultor político español también hará hincapié sobre los memes que adquieren, cada vez, mayor relevancia en internet: "Suelen ayudar más a poner en conocimiento de la ciudadanía los puntos negativos de las campañas de los adversarios que a posicionar un buen mensaje propio".

- ¿Cómo se logra definir el tono y el lenguaje de un político en las redes sociales?

- La forma de definir el tono y lenguaje es trasladando la esencia del candidato a la sociedad-red buscando la autenticidad y la conexión.

Lo primero de todo es analizar bien al candidato. Generar un buen material y línea editorial junto a él o su equipo; conocer más sobre su vida; su entorno familiar, personal; su trayectoria, sus reacciones y opiniones sobre las principales temáticas que se van a afrontar.

De tal forma que cuando se salga a comunicar, sea de forma lo más natural y cercana a la persona: sin improvisaciones y sobre todo sin mensajes asépticos (si, los que siempre vemos en redes de los políticos sin emoción, ni pasión, tipo efemérides, felicitaciones.... vamos, el mal entendido "buenrollismo").

Muchas agencias, por miedo a equivocarse, "descafeínan" en exceso al candidato o candidata. Les quitan su alma, su esencia, y se dedican a buscar la comunicación "no-problemática" logrando todo lo contrario a lo que debiera ser, alejarlo de la ciudadanía.

En RRyCia lo que generamos es junto al equipo del candidato y su entorno más cercano un plan editorial, un manual de estilo y lo más importante, nuestra matriz de contenidos que irá caracterizando y ponderando todos los mensajes según los tiempos electorales o institucionales.


- ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de generar y publicar contenidos?

Apunto a esto porque, al menos en América Latina, muchos de los contenidos que crean los políticos terminan generando un efecto contraproducente para quien lo emite. Ya sea por burlas de los usuarios o por errores en la puesta en escena.

- Si, es algo habitual y es más de lo mismo. Es comunicar de forma encartonada o por imitación, sin naturalidad ni autenticidad.

En muchas ocasiones vemos candidatos, incluso con equipos de comunicación bastante grande que no tienen ningún tipo de estrategia ni planificación, que simplemente comunican por ocurrencia o reacción, y que en la mayoría de casos improvisan.


Más artículos del autor en el sitio:

Siete consejos básicos para afrontar una campaña electoral exitosa

Ramón Ramón: "Las mejores prácticas son aquellas en las que los gobiernos están siendo capaces de escuchar"

Debacle de la política tradicional europea y la nueva ciudadanía digital


Si algo nos ha caracterizado en todas estas últimas campañas que hemos realizado es justamente lo opuesto. En RRyCia tenemos método; nos basamos en investigación y no dejamos de medir y monitorizar.

Es increíble cómo existiendo tanto en el mundo digital para medir, monitorizar, escuchar, la gente siga comunicando sin el más mínimo apoyo de la vigilancia tecnológica.

Desde cuáles son las mejores horas para comunicar y sobre qué red, a qué contenidos tienen mayor alcance, más conversación y compromiso de la comunidad, a qué usuarios son nuestros embajadores o cuales nos odian, todo eso es muy sencillo de medir.


- ¿Cómo influyen los memes en la política? ¿Ayudan a informar en algún punto o priorizan únicamente el sarcasmo?

- Los memes que de verdad funcionan son aquellos que nos divierten o sorprenden, y por lo tanto, son normalmente los sarcástico, los que golpean y nos hacen reír del prójimo.

Ya sabes, por naturaleza humana nos gusta "chismear" y alegrarnos por las desgracias ajenas (triste pero real). Los memes suelen ayudar más a poner en conocimiento de la ciudadanía los puntos negativos de las campañas de los adversarios que a posicionar un buen mensaje propio. Sin embargo, no siempre es así.

De igual manera, muchas veces los memes son la mejor herramienta para sacar a nuestro candidato o candidata del desconocimiento del público en general, aunque siempre con mucho cuidado, ya que un simple desliz y lo convertimos en objeto de burlas. Por ello, de nuevo me reitero: necesitamos estrategia y planificación, no ocurrencia.

- Pasa mucho en el entorno de los jóvenes, que se enterar noticias políticas debido a imágenes graciosas que se viralizan en las redes: ¿cómo ayuda o afecta este fenómeno?

- Creo que confundimos política y partidocracia. Los jóvenes siempre han tenido interés por la política, lo que no les gusta es la partidocracia, los asuntos de gobiernos "burocráticos" y demás.

Siempre digo que el 15M en el 2011, y como no, los movimientos de la primavera árabe nos ayudaron a recuperar el interés por hacer política, por tomar partido, por ser partícipes. Y si, las redes son una magnífica herramienta para que jóvenes y no tan jóvenes nos acerquemos a participar, escuchar, intervenir e interactuar de la misma.

Al fin y al cabo se trata de conectar, ¿Verdad? Creo que es una gran ocasión para recordad mi ponencia en la Cumbre, ¿no? 

Lunes 1 de Octubre de 2018