Seguinos en FacebookTwitter
Sábado 16 de Febrero de 2019
Por Landare Pimentel (para Merca2.0)
¿Cómo tirar 5,356 millones en campaña?
Basta con conectarse un poco a cualquier medio para darse cuenta de las porquerías de campañas y actores políticos que se están lanzando éste 2015 en México. Pero no todo es malo, hay nuevas cosas en el marketing político verdaderamente interesantes como el crecimiento y empoderamiento de los partidos pequeños y las candidaturas independientes.

Dato curioso… lana no les falta

¿Qué harías con 1,158 millones de pesos? ¿Maravillas, no? Pues éste monto fue entregado al PAN y es parte de los 5,356 millones de pesos que las 10 fuerzas políticas de México se repartieron para actividades ordinarias y gastos de campaña según el Instituto Nacional Electoral en el 2015. Estos montos son sin contar patrocinios por parte de simpatizantes, compadres o “aliados” de cada partido que supuestamente ya están más fiscalizados a partir de éste año.

Si el dinero no es el problema entonces ¿qué es lo que tiene a nuestras principales franquicias políticas tan desgastadas? A continuación les comparto 2 de las cosas por las cuales vivimos en un ridículo escenario de marketing político.

INCONGRUENCIA

No puede decir el PRI que es una nueva versión de su partido cuando tiene que lidiar con un escándalo por la famosa “Casa Blanca”, el PAN no puede darse aires de pureza organizando fiestas que incluyen sexoservidoras siendo un partido “conservador”, y el PRD que debería ser sinónimo de unión social se desmorona cada vez que sus líderes no se ponen de acuerdo.

El social media, los smartphones y la conectividad móvil trajo una nueva ventana para hacer campañas negras y exhibir al contrincante, pero los partidos políticos ahora destinan muchos recursos en hablar mal del otro en lugar de hacer propuestas. Es como si Coca Cola destinara gran parte de su presupuesto en hablar mal de Pepsi en lugar de seguir haciéndonos sentir “felicidad”, su estrategia es clara y son leales a los valores de la marca, cosa que el marketing político de México debería aprender.

MENTALIDAD CORTOPLACISTA

Si hay algo que puede ofender a cualquier persona es que la busques sólo cuando la necesitas. Los partidos políticos no invierten a largo plazo, son una orgía de egos donde no hay proyectos que duren lo suficiente, ya sea por cambio de partido o de administración se truncan los que pudieran ser buenos proyectos de gobierno.

Cada vez que los partidos políticos entran en campaña salen a buscar el voto e incluso van a nivel de calle a volantear, hacer eventos masivos y encontrarse con la sociedad comiendo tacos callejeros. Una vez que ganan se convierten en seres inalcanzables, de pocas soluciones y torpes para comunicar lo que se puede y no hacer en el gobierno. Su apuesta es a corto plazo, seducen para obtener el voto y posteriormente olvidan.

El pésimo manejo de imagen por parte de los partidos de antaño PRI, PAN y PRD han dado cabida a nuevos personajes políticos, actores o deportistas que generen mayor empatía. Por dar un ejemplo el PRI lanza a la actriz Carmen Salinas y el PAN a la boxeadora Jackie Nava, ambas para una diputación federal, resultado de un movimiento desesperado por cambiar la percepción de sus partidos y subirse a la popularidad de los personajes públicos, que en el caso del PRI ha sido muy criticado por el perfil de la actriz.

Por otra carretera vienen los partidos pequeños o candidaturas independientes que como nunca antes se han dado a notar. En el caso de los partidos pequeños su objetivo es posicionarse de forma rápida apalancándose de igual forma con personajes públicos. El partido PSD postula al futbolista Cuauhtémoc Blanco como aspirante a la alcaldía de Cuernavaca y en un movimiento meramente mediático el partido Encuentro Social tiene como portavoces actores históricamente reconocidos por sus ideales como Héctor Suárez y Alejandro Camacho.

Dentro de los independientes tenemos casos tristes pero chistosos como el del payaso “Lagrimita”, o muy tenaces y totalmente distintos como el de Jaime Rodríguez “El Bronco”, aspirante a la gubernatura en Nuevo León.

Sin duda el marketing político de nuestro país cambia y nos da nuevas posiciones para jugar. Los partidos de la vieja guardia están desgastados y nos tocará ver crecer más rápido de lo que creímos a los pequeños partidos y a personajes independientes.

Lunes 27 de Abril de 2015